::::: Martes 23  de Septiembre  de 2014
  Puntos a tener en cuenta al momento de seleccionar un Híbrido de Maíz para su siembra
  Autor: MAIZAR  Fecha: 22/05/06


 


Puntos a tener en cuenta al momento de seleccionar un Híbrido de Maíz para su siembra

Una de las decisiones de manejo más importantes a las que se enfrenta un productor de granos de maíz todos los años al momento de la siembra, es la correcta selección de híbridos. Durante los últimos 40 años, la continua mejora en la genética de la producción de híbridos ha contribuido a mantener un aumento en el potencial de rendimiento. En la zona núcleo maicera, le elección del híbrido representa el 35% de los costos para el productor. Para mantener la competitividad, los productores deben introducir de manera regular, año a año, nuevos híbridos en la superficie destinada a la siembra.

Los productores deben elegir los híbridos que mejor se adapten al planeamiento y manejo de su establecimiento. El área de siembra, tipo de suelo, prácticas de labranza, humedad de cosecha y problemas de control de plagas son factores que determinan el uso de determinadas características como la resistencia a enfermedades, expresión de vigor, altura de la planta, etc. El uso final del grano también debe ser una opción a tener en cuenta. Se usará para silaje? Se venderá directamente a consumo o se usará para alimentación animal?. Otros factores a tener en cuenta, son la capacidad de cosecha, secado y almacenaje del grano por parte del productor. La siguiente es una guía de consideraciones a tener en cuenta al momento de seleccionar los híbridos que mejor se adapten a varios sistemas de producción.

Actualmente, el mercado argentino ofrece una variedad de híbridos muy amplia, los ya existentes colorados duros, a los que se le suman los maíces Bt e híbridos tolerantes a herbicidas, además de los de calidad diferenciada por alto contenido de aceite.

Seleccionar los híbridos por Alto Potencial de Rendimiento

Actualmente, y gracias al trabajo de semilleros y otras instituciones públicas y privadas, la información disponible para elegir híbridos por rendimiento es abundante. Se debe reunir la mayor cantidad posible de resultados de ensayos para una misma zona con los mismos híbridos y en ambientes parecidos y calcular el promedio de rendimiento de cada material para elaborar un ranking.

Si seleccionamos los de mayor rendimiento, se estarán eligiendo los maíces de mayor potencial. Se debe tener en cuenta, que en la práctica los ambientes de producción varían y no todos los híbridos responderán de la misma manera a dichos cambios. También contemplar que estos rendimientos se manifestarán mejor cuanto más adecuado sea el ambiente (óptimos suelos, disponibilidad de agua, fertilización, etc.)


Seleccionar los híbridos por Estabilidad de Producción

En primer lugar es necesario definir el ambiente de producción. Este está dado por el tipo de suelo y el clima (régimen de precipitaciones, temperatura, radiación, ocurrencia de heladas). La combinación de ambos factores determina el techo de producción del cultivo.
Los mejores suelos (Hapludoles típicos, Argiudoles típicos Hapludoles énticos y Argiudoles vérticos) de texturas medias con altos porcentajes de materia orgánica posibilitan mayores techos de rendimiento. Una misma serie de suelo mejorará en rendimiento si el clima es más húmedo y la cantidad de materia orgánica es mayor.

Cuanto peor sea la calidad del ambiente, más necesario será sembrar un híbrido de características de rendimiento estable.

Seleccionar los híbridos por Características Agronómicas

Una vez determinado el ambiente de producción y seleccionado el híbrido de alto rendimiento para ambientes favorables o de rendimiento estable para ambientes menos favorables, el siguiente factor a tomar en cuenta son las características agronómicas.

· Tolerancia al Mal de Río IV (enfermedad virósica, Maite rouge Dwarf Virus): es importante en regiones endémicas como Córdoba u oeste de Bs. As. Cuanto más al oeste, más relevante es la decisión.
· Largo del ciclo: en la zona núcleo este factor no determina la elección de un híbrido, si en cambio, lo hacen la adaptabilidad o la estabilidad del mismo. Igualmente, en este tipo de ambientes, los materiales de ciclo muy corto limitan el techo del potencial rendimiento. Es un factor a tener en cuenta si el ambiente presenta problemas de piso a cosecha ,cuando se quiere disponer del lote en forma temprana para poder realizar cultivos sucesores, o evitar enfermedades al final del ciclo.
· Dureza de caña: la resistencia al vuelco y al quebrado, mejoran las posibilidades de manejo del cultivo, disminuyendo costos de secada, ya que el cultivo puede mantenerse en pie por más tiempo y alcanzar una humedad de cosecha más cercana a la de almacenamiento o comercialización. También en caso de ser necesario, posibilitan una superposición de cosecha con la soja de primera.
· Comportamiento a Roya: la tolerancia a esta enfermedad aún no es un factor determinante al momento de la selección aunque ya hay híbridos donde está presente.

Seleccionar los híbridos por Tolerancia a Diatraea Saccharalis. Maíces Bt.

El barrenador del maíz es una plaga tradicional del cultivo en la zona central de nuestro país. El daño que provoca el insecto, es mediante el ingreso de la larva a la planta, realizando galerías internas en los tallos. De esta manera, la traslocación de nutrientes disminuye provocando bajas en el rendimiento en grano. En grados muy avanzados, las galerías provocan el quebrado del tallo y la pérdida total del cultivo.

La aparición de híbridos transgénicos tolerantes a estos insectos, permite realizar un control casi absoluto de esta plaga, permitiendo la expresión del potencial de rendimiento del cultivo, aún en ataques importantes de dicha plaga.

El criterio para decidir el uso de híbridos Bt, contempla un aspecto técnico y otro económico. Además de los beneficios debidos a un alto rendimiento por evitar las pérdidas en la traslocación de nutrientes al grano, la protección de la caña otorga ventajas de manejo como pueden ser, entre otros, la independencia de la fecha de siembra con el ciclo de la plaga o la posibilidad de una siembra de maíz de segunda.

Seleccionar los híbridos por tolerancia o resistencia a determinados Herbicidas.

El control temprano de malezas en el cultivo de maíz, es una práctica de probada necesidad que no puede ser dejada afuera al momento de diseñar el planteo de producción. La Atrazina (Triazina) ha sido siempre el preemergente utilizado por excelencia en este cultivo, tanto por su eficiencia en el control de malezas de hoja ancha y gramíneas anuales así como por su reducido costo.

De todas formas, sigue siendo un problema el escape de algunas gramíneas anuales tanto en planteos de siembra de labranza común como en el de siembra directa.

Los maíces IMI son híbridos resistentes o tolerantes a la familia de los herbicidas de las Imidazolinonas. Estos híbridos no son transgénicos, sino producto de mutaciones.

La utilización de estos maíces, permite la aplicación de herbicidas que contienen el este principio activo cuando el cultivo ya ha emergido (postemergencia temprana) proveyendo de un amplio y eficiente control de malezas en el momento crítico del cultivo y asegurando un control hasta el momento de cosecha.

Hay que tener en cuenta las restricciones de este tipo de herbicidas debido a su residualidad al momento de seleccionar los cultivos sucesores.
Otra tecnología aplicada recientemente al cultivo de maíz, es la de la resistencia al herbicida Glifosato. Mediante la introducción al híbrido del gen RR, la planta se vuelve resistente a la acción de dicho herbicida permitiendo su aplicación sobre el maíz una vez emergido el mismo, permitiendo el control de un amplio espectro de malezas tanto gramíneas como dicotiledóneas a un costo accesible.
Seleccionar los híbridos por Calidad Comercial diferenciada

Los híbridos flint que se usan en la industria, duros o colorados, posibilitan la obtención de premios en el precio de la venta que varían de acuerdo al grado de dureza del híbrido. Pero el potencial de su rendimiento es menor que el de los semi dentados. Es por esto que al momento de seleccionar se deberá evaluar si la bonificación en el precio de venta supera al valor de la baja en el rendimiento de acuerdo al ambiente donde se realice la siembra.

En las últimas campañas han aparecido en el mercado híbridos de alto contenido en aceite que no son transgénicos y su siembra implica el pago de un canon tecnológico por su uso además del cobro de una bonificación en la producción de acuerdo al porcentaje de aceite obtenido. El potencial de producción de este material es algo inferior al iso híbrido no oleico.

 

Otras consideraciones a tener en cuenta al momento de la selección

Otros factores que pueden incidir al momento de decidir el híbrido a sembrar y que deberíamos tener en cuenta son:

· Sembrar solamente semillas de alta calidad con excelente potencial de emergencia
· Seleccionar híbridos que mejor se ajusten al uso específico de la cosecha (silo, alimentación animal, comercialización, etc.)
· Nunca seleccionar un híbrido sin suficiente información en cuanto a su performance
· Seleccionar híbridos de madurez diferente para asegurar escape a enfermedades o stress ambiental





 









El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player














 
 
MAIZAR. | © 2006 - Todos los derechos reservados
Lavalle 548 3º”B” l Tel. (011) 5031-2676 y 5238-1177 l info@maizar.org.ar